Programa de Atención Integral a la Primera Infancia

Está orientado hacia la protección y atención integral de cada niño o niña, de la ciudad de Medellín, que se encuentre en alto grado de vulnerabilidad y violación de derechos. A través de este programa, la Fundación Mundo Mejor ofrece una educación preescolar integral, desde la propuesta metodológica de la “Pedagogía del Amor”, en la que se desarrolla un espíritu crítico y reflexivo, que facilita la aprehensión de saberes y la promoción de hábitos saludables.

Con el fin de contribuir al restablecimiento de los derechos y al desarrollo integral de los niños y niñas, el equipo interdisciplinario de la Fundación implementa procesos innovadores y de calidad, que brindan atención nutricional, pedagógica y psicosocial, con miras a lograr una atención integral y promover la continuidad escolar.

Por las particularidades de los niños y niñas que son atendidos en la Fundación, se hace énfasis en la asimilación y vivencia de los valores, el ejercicio de los derechos y el fortalecimiento de la identidad y del sentido de pertenencia. De igual manera, se ofrece un espacio para la recomposición familiar, a través de mecanismos de acción que posibiliten, tanto en los pequeños como en sus familias, motivos para la resocialización y la sana convivencia.

Población

  • Víctimas del desplazamiento forzado
  • Son hijos de vendedores ambulantes e informales.
  • Habitan en inquilinatos.
  • Conviven con expendedores de sustancias psicoactivas, trabajadores sexuales y habitantes de calle, entre otros.
  • Expuestos a ser abusados, maltratados, explotados laboralmente o a sufrir accidentes en las calles.
  • Sufren de desnutrición.
  • Sufren la violencia intrafamiliar y sus consecuencias.
  • Son niños y niñas que permanecen desescolarizados.

Presencia geográfica

La Fundación Mundo Mejor atiende a más de 1.900 niños y niñas, en 17 sedes ubicadas en los barrios: Villanueva, Aranjuez San Cayetano, Simón Bolívar, Alejandro Echavarría (Buenos Aires), Colinita (Guayabal), Niquitao, Zamora, Santa Cecilia 2; y en la Comuna 3 -Manrique-, en:  Versalles 1, Las Esmeraldas, San José de la Cima 2, El Jardín, El Pomar, La Honda  y el Raizal.

FMM ubicacion geografica 2013

Marco Legal

Según la Resolución Número 12760 de 2012, en lo ateniente a los criterios de focalización para niños y niñas que solicitan atención por primera vez en el Programa Buen Comienzo, de la Alcaldía de Medellín, el niño(a) debe:

  • Estar registrado(a) en el Sisben (Sistema de Información de Potenciales Beneficiarios) de Medellín, Versión 3 y encontrarse clasificado(a) con un puntaje inferior o igual a 57,21.
  • No ser beneficiario de algún programa de atención a la primera infancia,  ofrecido por la Alcaldía de Medellín.

Principios transversales

Nuestro modelo de atención está direccionado por los siguientes principios transversales:

  • Equidad: la atención a los niños y niñas debe generar las mismas oportunidades para cada uno de ellos pese a sus diferentes características.
  • Diversidad e inclusión social: este principio hace referencia a un acceso igualitario y una atención que sea acorde a las características de los niños y niñas, es decir que tome en cuenta la diversidad étnica, cultura, socioeconómica, la perspectiva de género así como los varios tipos de discapacidad.
  • Corresponsabilidad e integralidad: la corresponsabilidad es entendida como la concurrencia de las acciones de la familia, el Estado y la sociedad, hacia la garantía de los derechos de los niños y niñas. En este contexto, la integralidad se refiere a la necesidad de combinar y coordinar las acciones de estos actores.
  • Participación: Promover el reconocimiento de los niños y niñas como sujetos sociales que tengan un rol activo en sus entornos.

Objetivo General

Contribuir al desarrollo integral de los niños y niñas de primera infancia, pertenecientes a familias vulnerables de la ciudad de Medellín.

Objetivos Específicos

  • Posibilitar la asimilación de valores morales y cívicos que preparen a los niños y niñas a cumplir con sus funciones de ciudadanos.
  • Fortalecer a las familias en los temas de resolución de conflictos, mejorando las relaciones familiares en vista de una mitigación de la violencia intrafamiliar.
  • Contribuir a la disminución de los índices de deserción escolar en Medellín.
  • Participar del mejoramiento de los niveles de nutrición de los niños y niñas atendidos, así como de sus familias.
  • Favorecer la continuidad escolar de los niños y niñas atendidos en el Centro Educativo.
  • Fortalecer la autoestima de los niños y niñas atendidos.
  • Propiciar el desarrollo de un espíritu crítico y reflexivo que facilite la aprehensión de saberes y la promoción de hábitos saludables.
  • Estimular la creatividad y el talento del niño y de la niña.

 

Proceso de atención nutricional

Tiene como objetivo intervenir en el estado nutricional de los niños y niñas, favoreciendo y fortaleciendo la seguridad alimentaria. Para lograrlo, se cuenta con estrategias de prevención de la desnutrición, el sobrepeso y la obesidad, cubriendo el 80% del valor nutricional calórico total de los niños y niñas. Asimismo, este proceso es responsable del seguimiento del carné de crecimiento y desarrollo y del esquema de vacunación de cada niño y niña.

Por último, desde el proceso nutricional, se han diseñado y aplicado varios protocolos de promoción y prevención de salud: Protocolo de enfermedades infectocontagiosas, Protocolo de enfermedades transmitidas por alimentos y Protocolo de sobrepeso y obesidad.

Proceso pedagógico

Está basado en la “Pedagogía del Amor” y el “Arte de Amar”, que fomentan espacios y actividades comunicacionales en los cuales, a partir de un clima de confianza, libertad y respeto, se facilita al niño y la niña la expresión de sus vivencias, de tal forma que los ayude a conocerse a sí mismos y a su entorno, produciendo una mayor recepción, pues cuando han logrado comunicar lo que tienen dentro, están en mejor capacidad y condición de acoger lo que se le comunica desde su entorno. Esta metodología permite potenciar el desarrollo de habilidades y competencias a través de actividades lúdicas y artísticas.

Dos herramientas pedagógicas son utilizadas en el marco del proceso pedagógico:

  • Los espacios pedagógicos que están conformados por espacios temáticos que generan contextos formativos pedagógicos que contribuyen, a través de la lúdica y arte, a alcanzar los objetivos del desarrollo infantil temprano.
  • Proyecto de valores, el cual se desarrolla a través de tres instrumentos: el dado del amor, la comunión de almas y la comunión de experiencias.

De esta manera, la “Pedagogía del Amor” busca alcanzar los objetivos del desarrollo infantil temprano a saber, la autonomía, el desarrollo de las diferentes formas de lenguaje, el mejoramiento de la interacción social, el desarrollo cognitivo, el favorecimiento de la autoestima y el fortalecimiento de la psicomotricidad.

Proceso psicosocial

La protección es uno de los derechos fundamentales que están estipulados en el marco normativo nacional e internacional,  y se refiere a que los niños y niñas deben disfrutar de una vida plena en condiciones en las que se aseguren el respeto a la dignidad, a ser cuidados y protegidos frente a las conductas que atenten contra su desarrollo integral como seres humanos, además de brindarles, por parte de sus cuidadores, un buen trato basado en el amor, el respeto y la tolerancia.

Este proceso cuenta con cuatro estrategias de acción:

  • Caracterización: se realiza una entrevista estructurada que permite dar cuenta de las condiciones de vida de cada una de las familias, para poder ofrecerles ayuda o una asesoría para la resolución de algunas dificultades que presenten.
  • Reconocimiento del niño y niña: Para completar la documentación necesaria. La Fundación hace el contacto entre el SISBEN y la familia, en caso de dificultades.
  • Encuentros familiares: Son espacios formativos y de sensibilización desarrollados con los padres a través de talleres reflexivos que permiten la participación, el análisis, la reflexión y puesta en común de los diferentes temas que son trabajados, de acuerdo a las necesidades e intereses de la comunidad.
  • Procesos y protocolos: Se han elaborado rutas de atención y procesos institucionales para atender casos de vulneración de derechos de los niños y niñas, en sus espacios familiares, comunitarios o institucionales.